El Camerino de los Hnos Marx

Publicado: 15/04/2008 en Uncategorized

El viernes pasado día 11, tuve la suerte de asistir al concierto múltiple de la Metrópolis, una de la salas de Córdoba con más proyección musical y capacidad entretenedora sin grandes lujos pero con mucho respeto. Apoyo totalmente a estos colegas que luchan porque existan sitios así. Chapeau!
Lo más divertido: El camerino. A mi me encantó, pero claro yo iba de reportero gráfico con mi vídeo cámara, ya que así me lo habia pedido el manager de Los Freskitos: Carlos Rochi, conocido en la escena musical española como uno de los managers con más carisma y profesión. Por tanto gozaba de los privilegios de tener inmunidad en los accesos de la sala.
Oí decir a alguien con cierto sarcasmo, que aquello parecía el Camerino de los Hermanos Marx, apelando quizás a la famosa y caótica escena en el interior de un ridículamente pequeño camarote de barco, donde se citaban muchos más de los que dicho espacio podía albergar, con el consiguiente jolgorio tumultuoso y a veces incluso violento humor acrobático-contorsionista. El sitio en cuestión estaba bastante cerca de esto, aunque yo me divertí apostado en una posición estratégica de una butaca, que hacia esquina con un sofá y la pared y que tomé nada más terminar la sesión de videocámara. Hay que decir en favor de Metrópolis, que allí se juntaron 4 grupos con sus respectivos amigos (los Freskitos solamente, eran casi 50!) a los que se le unieron Mario, Jesusin, Angel, Trillo, Bueno, Javi, Dakota, Laureana, Jordy y conocidos como La Winchester, El Flow, Manuel ” el bueno”, Inma Hernández, que presentó el acto y Raquel su hermana.
A Raimundo le tendría que dedicar una entrada para el solo. Unicamente digo que es la persona mas positiva y buena que te puedas echar a la cara y un musicazo y artista sublime que está con la gente, con la diferencia de que es un auténtico astro y no como otros inaccesible, sino todo lo contrario.
De hecho creo que a él no le importaron las decenas de personas que le pidieron en un momento u otro del día y de la noche hacerse una foto con él, o a firmarle un autógrafo o a simplemente darle un beso y felicitarlo por lo mucho que le gustó su presencia alli esa noche. A todo accedió amablemente y entre sonrisas.
El concierto lo abrieron unos mitos: Los Cherokees, y se me puso la carne de gallina cuando los oí. Le siguieron Los Freskitos, aunque éstos ya estaban en el escenario acompañando a los Maestros de la Tribu, que les deseamos la más grande de las suertes y los que apadrina en este disco Raimundo, que empezó diciendo “Hoy no estoy pa ná” y que después de su pata-palo, el pulpo seco y el agua de mar, acabó la faena rompiendo la noche, con los más auténticos riffs de su Fender Stratocaster.

Lo que vino a continuación fué para mi gusto la sorpresa de la noche.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s